¿Cómo abrir una cerradura rota o atascada?

Abrir una cerradura cuando está rota o atascada es un trabajo que puede resultar desesperante si no sabemos cómo proceder. Para que esto no vuelva a sucedernos, en este artículo vamos a conocer cómo arreglar los problemas más comunes.

Por qué se atascan las cerraduras

En el mundo no existe nada perfecto ni que dure para siempre. Por tanto, no poder abrir una cerradura es un problema que tarde o temprano le sucede a cualquiera. Puesto que la información nunca está de más, siempre es bueno conocer qué podemos hacer para arreglarla. Y en particular para ahorrarnos el tener que llamar a un cerrajero; una visita que suele ser más bien costosa.

Cuando no podemos abrir una cerradura suele deberse a que alguna de sus piezas se ha secado o está oxidada. Sin embargo, algunas veces hay algo suelto que impide que la llave pase. Como todo tiene solución, a continuación veremos la que corresponde a los problemas más frecuentes en las puertas.

La llave no gira

La primera pregunta que debemos hacernos al no poder abrir una cerradura porque la llave no gira es, obviamente, si estamos utilizando la correcta. En el caso de que no nos hayamos equivocado, es posible que debamos accionar un pomo mientras giramos la llave.

Si realizar movimientos mientras intentas girar no es suficiente para abrir una cerradura, prueba a usar lubricación. Es posible comprar en cualquier ferretería sprays de polvo de grafito. Con ellos el mecanismo de acción recuperará la movilidad. Si esto tampoco es suficiente, habrá que llamar a un cerrajero. Quizás sea el momento de comprar una cerradura nueva.

Se ha atascado la llave

Si el problema es que no podemos abrir la cerradura porque la llave no entra, debemos tirar con cuidado hacia nosotros para extraerla. Hay que evitar hacer palanca o tirar de forma descontrolada. Si la llave se dobla o se rompe, tendremos dos problemas. Unas tenazas pueden ayudarnos con este trabajo, pero si no tenemos éxito, nuevamente nos tocará avisar al cerrajero.

La llave no entra

No poder abrir una cerradura porque la llave no entra puede deberse a que está demasiado fría. El hielo puede impedir el paso a través, por lo que habrá que calentar la llave y así derretir el hielo que se haya formado.

La segunda opción es recurrir de nuevo a los sprays para engrasar la cerradura. Por último, si se trata de una copia de llave nueva, quizás se deba a que han quedado restos de metal. Acércate al establecimiento y pide que te la limen.

El pestillo no funciona o se atasca

Además de problemas con la llave, podemos tener dificultades con el pestillo. Si no es posible abrir una cerradura porque aquel está atascado, debemos comprobar las bisagras de la puerta. Tal vez el problema sea que no están bien encajadas y la cerradura se ha desalineado. Esta desviación puede estar también en la propia placa que recibe al pasador.

Cuando no podemos abrir una cerradura, puede deberse a varios motivos. Prueba con las soluciones que aquí te hemos dado y, si no consigues arreglarla, mejor llama a un cerrajero antes de que el daño sea mayor.

1/5 (2 Reviews)