5 Ventajas de tener una cerradura electrónica

Las cerraduras electrónicas todavía tienen poco recorrido en el sector de la cerrajería, sin embargo, cuando se trata de innovación, son precisamente este grupo de cerraduras inteligentes las que más cambios experimentan y más evolucionan para elevar el nivel de seguridad y evitar las intrusiones forzosas en domicilios ajenos.

Ventajas de las cerraduras inteligentes

Así pues, si estás pensando en comprarte una cerradura electrónica especial o vas a convertir tu hogar en un domicilio inteligente, estas cinco ventajas van a interesar.

1) Son cerraduras más seguras. Cuando ves una cerradura electrónica sin mecanismos y sin bombillos a veces es inevitable pensar que son más vulnerables de lo normal, sin embargo, este pensamiento es del todo erróneo. Lo cierto es que la ausencia de bombillos o cilindros hace que la cerradura no pueda ser forzada por la técnica de la extracción o el bumping, entre otras.

2) Funciones configurables. Es casi imposible de imaginar las posibilidades que te ofrece una cerradura electrónica a la hora de proteger tu casa. Puedes configurar sonidos de alarma, activar la propia alarma o no, por ejemplo. Incluso puedes instalar más de una cerradura electrónica en tu domicilio y controlarlas todas desde una misma aplicación móvil.

3) Facilidad de instalación. Olvídate de pasar largas horas esperando a un cerrajero para que termine de instalar una cerradura tradicional. Una cerradura inteligente consta principalmente de dos piezas, una en el marco de la puerta y otra en el extremo de la puerta que se va a juntar con el marco. No obstante, existen otras variantes con pomo, que veremos a continuación en nuestras recomendaciones.

4) Materiales de alta gama. Las cerraduras electrónicas deben ser pequeñas cámaras acorazadas para que el chip y los sistemas bluetooth no sean vulnerables a golpes forzados. Algunos ejemplos de materiales utilizados para fabricar cerraduras electrónicas o inteligentes son el níquel, el latón o el acero.

5) Gran autonomía. Casi todas las cerraduras electrónicas poseen una autonomía que ronda los 12 meses. Esto quiere decir que no tendrás que cambiar pilas cada mes. Además, la mayoría de ellas incorporan una función que avisa al usuario de que se está quedando sin batería y que es necesario cambiarla.

¿Qué te parecen estas cinco cuestiones? Seguro que existen muchas más ventajas, como pueden ser su reducido precio el hecho de no volver a olvidar las llaves porque ahora un simple smartphone es la centralita de las cerraduras. Incluso este tipo de dispositivos es aplicable a cualquier tipo de acceso (puertas y ventanas batientes, elevadoras, basculantes, seccionales, etc.) y material (madera, aluminio, PVC, hierro, acero inoxidable, etc.).

Cerraduras inteligentes que nos gustan

Si te estás preguntando a qué marcas acudir para comprar una cerradura inteligente, en i-Cerrajeros te recomendamos dos tipos de marcas que llevan años en la vanguardia del desarrollo de cerraduras electrónicas.

– La cerradura INT Lock de AYR. Fue la primera cerradura inteligente del mercado en España. Es una cerradura electrónica de sobreponer en cualquier puerta y se puede encontrar en los modelos de níquel o latón. Es una cerradura muy versátil que no da problemas a la hora de ejecutar su instalación. También es altamente configurable, puesto que es una cerradura que se abre o cierra en función de lo que dicte su propia aplicación móvil (instalable en cualquier smartphone). Algunas de sus funciones más básicas son las de autocierre automático, activación de alarma sonora o la posibilidad de activación mediante mando a distancia bluetooth.

– Las cerraduras inteligentes de Yale. Yale es una de las marcas internacionales de cerrajería más extendidas. Su amplia gama de productos y su diversificación en todos los sectores de la seguridad doméstica han originado nuevos productos, como las cerraduras inteligentes. Yale comercializa en la actualidad dos tipos de cerraduras inteligentes: las cerraduras inteligentes de embutir y las cerraduras inteligentes de sobreponer. Las primeras tienen pomo y una pequeña pantalla táctil configurable para que se abra introduciendo una clave o código. Este tipo de cerraduras ofrecen la posibilidad de incorporar una tarjeta electrónica que acciona la cerradura por proximidad o, también, una llave electrónica. Por el contrario, la cerradura de sobreponer de Yale no necesita embutirse en la puerta y carece de picaporte.

Cerraduras electrónicas con polémica

Seguramente habrás oído hablar sobre la cerradura electrónica de Amazon. El gigante de las compras online pretende revolucionar su sistema de entrega de paquetes creando su propia cerradura electrónica, que se puede activar a distancia, por lo que el usuario puede dejar entrar a un repartidor a distancia. Algo parecido quiere implementar Xiaomi.

Pues bien, en teoría, los usuarios deben instalar en su cara una cerradura electrónica acompañada de una webcam. Así pues, cuando el mensajero esté frente a tu puerta escaneará el código del pedido y realizará una solicitud a Amazon. Cuando desde la tienda online comprueben que es tu pedido se desbloqueará la puerta y la cámara (situada en el interior de la vivienda) empezará a grabar.

Sin embargo, ha habido problema porque la empresa Rhino Labs consiguió demostrar la vulnerabilidad del sistema engañándolo haciendo que una persona entrara a un domicilio sin ser grabado.

Por su parte, Xiaomi también quiere introducirse en el mercado de las cerraduras inteligentes con su cerradura inteligente con bombín electrónico, bautizada con el nombre de Xiaomi Vima Smart Lock. Lo curioso de esta cerradura es que se activa con nuestro Smartphone y, aun así, tiene cuerpo de bombillo para que se pueda adaptar al hueco de una cerradura convencional. Esta cerradura tiene llaves físicas que pueden abrirla, pero se puede cancelar su uso si las perdemos.

Si te ha gustado este post, ¡ayúdanos a compartirlo!

Deje su comentario