La cerradura electrónica. Qué es y por qué está de moda

La cerradura electrónica es ahora mismo una de las opciones de cerrajería que más demanda está experimentando por parte de familias que no quieren escatimar en seguridad, tanto doméstica como profesional.

Concepto de cerradura electrónica

La cerradura electrónica no es más que una evolución de la mecánica, aquella que todos conocemos por tener cilindro, pestillo, resbalón, engranajes, etc. No obstante, la diferencia se encuentra en su mecanismo, que ya no es “mecánico” como tal, sino electrónico.

Esto quiere decir que ya no hace falta una llave que accione el mecanismo. Por lo que la gran ventaja de este tipo de cerraduras es el control de acceso que proporcionan: limitado y de alta seguridad, ya que solo se pueden activar con personas autorizadas que el sistema reconoce como aptas.

Tipos de cerradura electrónica

Existen varios modelos de cerradura electrónica, pero todos tienen un factor en común: el modo de carga. Una cerradura electrónica se carga con electricidad, aunque su forma puede variar, ya que existen pequeñas baterías que cargan la cerradura durante un tiempo determinado, fuentes de alimentación o generadores de energía.

Así pues, los tres tipos de cerradura electrónica más comunes son los siguientes:

  • Cerraduras electrónicas con lector de huella digital. Son muy comunes en gimnasios o en vestíbulos de empresas acompañados de tornos o puertas mecanizadas. Se trata de un lector láser que escanea la huella de un dedo y acciona el mecanismo si la persona previamente ha registrado su huella en el sistema.
  • Cerraduras electrónicas de código. Son más sencillas que las anteriores y funcionan parecido a algunas cajas fuertes con teclado. Se trata de cerraduras que obedecen a un código para activarse, de tal manera que la persona que las acciona debe saber ese código. El código no ha de superponerse obligatoriamente a la cerradura, por lo que es habitual que el teclado y la cerradura se encuentren separados físicamente.
  • Cerradura electrónica híbrida. Es una mezcla entre las dos anteriores. Pueden accionarse mediante la huella escaneada o un código de números. No obstante, son poco comunes y más caras de lo normal.

Más allá de estos tres tipos existen cerraduras electrónicas más sofisticadas, como las que os vamos a explicar  a continuación. Recuerda que la tipología es inmensa y puede variar según el fabricante.

 

cerradura electrónica

Polémica con la cerradura electrónica: los casos de Amazon y Xiaomi

Seguramente habrás oído hablar sobre la cerradura electrónica de Amazon. El gigante de las compras online pretende revolucionar su sistema de entrega de paquetes creando su propia cerradura electrónica, que se puede activar a distancia, por lo que el usuario puede dejar entrar a un repartidor a distancia. Algo parecido quiere implementar Xiaomi.

Pues bien, en teoría, los usuarios deben instalar en su cara una cerradura electrónica acompañada de una web cam. Así pues, cuando el mensajero esté frente a tu puerta escaneará el código del pedido y realizará una solicitud a Amazon. Cuando desde la tienda online comprueben que es tu pedido se desbloqueará la puerta y la cámara (situada en el interior de la vivienda) empezará a grabar.

La teoría es innovadora, sin embargo a la hora de llevar el funcionamiento de esta cerradura electrónica a la práctica ya ha habido polémica.

La empresa de seguridad americana Rhino Labs ha demostrado públicamente que se puede engañar al sistema de la cerradura electrónica de Amazon y volver a entrar al domicilio sin ser grabado, por lo que personas ajenas podrían acceder al interior de una vivienda.

Alternativas a la cerradura electrónica

Ahora que ya tienes una idea más o menos cerrada de lo que es una cerradura electrónica, es menester señalar que debido a la gran tipología y tecnologías disponibles, sus precios suelen oscilar bastante y no están precisamente al alcance de todos los bolsillos.

En ese caso, para muchas familias las cerraduras invisibles son una opción real que aumenta la seguridad de su hogar. Sí, has leído bien, las cerraduras invisibles.

Pero, ¿qué son las cerraduras invisibles? No, no están hechizadas para que no se vean, simplemente son cerraduras fuera de vista y suelen colocarse (la mayoría) en la cara de las puertas que no da a la calle o al portal.

Un ejemplo de cerradura invisible son aquellas que ya vienen montadas para que el cerrajero de confianza o un individuo con conocimientos avanzados pueda atornillarla y accionarlas a través de un mando WiFi específicamente configurado a una distancia concreta.

Cerrajeros Madrid 24 horas

Por último, teniendo ya conocimiento sobre las cerraduras electrónicas, solo queda que te informes sobre el estado de la tuya.

Si vives en Madrid, iCerrajeros puede asesorarte sobre una gran cantidad de marcas homologadas o proponerte un presupuesto totalmente gratis sin ningún tipo de compromiso.

iCerrajeros está disponible las 24 horas del día y, además, están especializados en la instalación de controles de acceso, cajas fuertes, rejas o ventanas, puertas blindadas e, incluso, aperturas judiciales.

Deje su comentario