6 tips de prevención de robos ¿Qué debo hacer?

Ser víctimas de un robo es algo que nadie puede prever. A veces no es necesario siquiera una ausencia prolongada como las vacaciones, sino que unos minutos pueden bastar. Lo que sí podemos hacer es tomar medidas para la prevención de robos, así que aquí te dejamos algunas buenas prácticas.

Cómo llevar a cabo la prevención de robos

Un ladrón no tiene por qué saber si dentro de nuestra casa hay objetos de valor o no. Aunque se recomienda siempre no dejar nada o utilizar cajas fuertes de seguridad en el caso de hacerlo, este tipo de visitas inesperadas pueden sorprendernos cuando menos lo esperemos.

Para prevenirlas, existen distintas medidas de seguridad que podemos llevar a cabo en nuestro hogar. Si bien no son infalibles, puede ayudarnos a persuadir a los ladrones. Vamos a ver a continuación cuáles son esos métodos para la prevención de robos.

Cierra siempre la puerta con llave

A menudo escuchamos frases como «solo voy a salir unos minutos». Sin embargo, como ya decíamos, unos minutos pueden ser suficiente para un ladrón que sabe lo que viene a buscar. Debemos tener en cuenta que la mayoría de los robos no son casuales, sino que previamente se ha dedicado un tiempo a observar a la víctima, en este caso, nosotros.

Por tanto, para la prevención de robos, en cualquier momento que vayamos a ausentarnos habrá que cerrar la puerta y todas aquellas ventanas que pueden ser una vía de acceso. Hay que puntualizar que es importante pasar la llave.

En lo que se refiere a estas, es recomendable también que existan dos puntos de cierre. Un ladrón es una persona experta en abrir puertas, por lo que cuanto más difícil le resulte el acceso, más probabilidades habrá de que desista.

En la actualidad existen diferentes tipos de cerraduras de seguridad que pueden ayudarnos con la prevención de robos. Cerraduras cilíndricas, multipunto, electrónicas, etc. Una amplia variedad que persigue ofrecer siempre la máxima seguridad en la vivienda.

Revisa el estado de las cerraduras

Continuando con el punto anterior, es conveniente hacer hincapié en las cerraduras dentro de la prevención de robos. Con el paso del tiempo y del uso, el estado de las mismas pueden irse deteriorando.

Además, puesto que siempre van apareciendo mejoras y nuevos sistemas de seguridad, se recomienda verificar su estado y actualizarlas por otras que ofrezcan mejores prestaciones. Un ladrón puede utilizar varias técnicas para forzar modelos de cerraduras tradicionales. Por este motivo, debemos adelantarnos e instalar todas las barreras que podamos.

Modifica tus rutinas

Aunque nos cueste creerlo, los ladrones dedican una parte de su tiempo a preparar un robo. Para ello, se dedicarán a observar a sus posibles víctimas. De este modo, podrán conocer a qué horas se ausentan de casa y el tiempo que permanecen fuera. Por ello, se recomienda introducir siempre pequeñas modificaciones de nuestros hábitos.

Si no es posible cambiar la hora de entrada al trabajo, por ejemplo, podemos salir antes en algunas ocasiones. O también, intentar que alguien pueda estar en casa ocasionalmente. En lo que se refiere al resto de actividades, nos permiten jugar con mayor facilidad para la prevención de robos.

Otra medida que podemos tomar es la de observar nosotros también. Si vemos coches o personas que no conocemos en los alrededores de nuestra casa durante varios días, es probable que nos estén controlando.

No compartas tus ausencias

De nada nos sirve llevar a cabo una prevención de robos si vamos compartiendo públicamente cuándo nos ausentaremos de casa. Si queremos informar a nuestro círculo de amigos de nuestras vacaciones, podemos hacerlo de manera personal o esperar a que hayamos vuelto.

Hoy en día hay una tendencia alta a compartir nuestra vida en las redes sociales. Estas herramientas son de gran ayuda para los ladrones, ya que sin ningún esfuerzo conocen cuándo una casa va a estar vacía. Por todo ello, se recomienda comentar los menos posible las ausencias prolongadas.

Haz que tu vivienda parezca siempre habitada

La prevención de robos no tiene que consistir siempre en grandes medidas de seguridad. A veces, algo tan sencillo como dejar ropa tendida sirve para hacer ver que hay presencia en la vivienda. Si los ladrones no han estudiado en gran medida nuestros hábitos, no sabrán si hay alguien o si estaremos a punto de llegar.

Otras medidas similares son las persianas parcialmente abiertas, alguna luz u otro aparato visible, una ventana de la planta alta siempre que sea inaccesible, etc. En cualquier caso, si vamos a irnos de viaje durante muchos días, es conveniente que alguien pase ocasionalmente por allí para verificar que todo está bien y modificar nuestras señales. Al fin y al cabo, una ropa tendida durante varios días también podría delatarnos.

Contacta con profesionales

Además de tener un seguro en el hogar, podemos contactar con profesionales expertos para que nos informen de las medidas que podemos poner en práctica para la prevención de robos. Las puertas blindadas u otros sistemas disuasorios nos ayudarán a mantener la tranquilidad en nuestra casa.

 

 

0/5 (0 Reviews)