Sistemas de control de accesos y sus beneficios

Los sistemas de control de accesos son aquellos que identifican usuarios con el fin de permitir o restringir una entrada. Se utilizan en el área profesional y son una forma muy eficaz de velar por la seguridad de determinadas áreas. Además, ofrecen una gran cantidad de beneficios.

Qué son los sistemas de control de accesos

Como veníamos diciendo, los sistemas de control de accesos son un mecanismo que nos dan la oportunidad de autenticar usuarios. Cuando estos intentan acceder a la zona en la que existe este dispositivo, podrán ser identificados por el mismo. De lo contrario, el acceso estará restringido y la puerta no se abrirá.

Los medios que utilizan los sistemas de control de accesos para la identificación son las contraseñas, las llaves, los llaveros o las huellas digitales, entre otros. Además de para las puertas, se utiliza el mismo mecanismo cuando accedemos a un ordenador o las cuentas de correo electrónico.

Los tipos de lectura son los que permiten la identificación, mientras que los dispositivos electrónicos son los que controlan el recurso que debe abrirse. Estos son las propias puertas, los torniquetes o las talanqueras, y el dispositivo un pestillo, un electroimán o una cantonera, por citar algunos.

A menudo se confunden con los sistemas de control de presencia, que son aquellos que registran los turnos y los horarios específicos de la plantilla de trabajadores.

Tipos de sistemas de control de accesos

Existen dos tipos de sistemas de control de accesos, los autónomos y los de red. Los primeros tienen la capacidad de controlar una o varias puertas, pero no están conectados a un ordenador o sistema central De este modo, no se guardan los registros, es decir, las entradas y salidas. La limitación principal de esta variante es que no logran limitar los accesos. Se trata únicamente de una barrera que requiere identificación.

En segundo lugar encontramos los sistemas de control de accesos de red. Estos van integrados a un dispositivo local o remoto que utiliza un software para registrar todas las operaciones. En función de la marca que se elija, estos sistemas pueden ser muy sencillos o extremadamente complejos.

Beneficios de los sistemas de control de accesos

Seguridad ante personas intrusas

Este tipo de sistemas nos permite establecer una barrera ante aquellas personas que no disponen de una identificación que esté autorizada. Además, es posible limitar por días, horas o por zonas. Por otra parte, en el caso de producirse alguna incidencia, nos permiten conocer quién estuvo en las instalaciones, así como el tiempo de permanencia.

Riesgos laborales

Cuando estos sistemas se utilizan en zonas que entrañan un cierto peligro, estamos logrando prevenir riesgos laborales. Así, será posible establecer que solo aquellas personas con unos conocimientos determinados sean las que tienen acceso a aquellas áreas.

Evacuaciones de emergencia

Esta ventaja la comparten con los sistemas de control de presencia, ya que ambos nos permiten conocer cuántas personas hay en el interior de un recinto. No obstante, debe tratarse del tipo de sistemas de control de accesos que guardan la información de los registros.

Control de aforo

Por último, además de las delimitaciones y las limitaciones, estos sistemas son útiles también para controlar el número de personas que acceden a un lugar. Pueden programarse para que, cuando se alcance el aforo establecido, el acceso se bloquee hasta que quede alguna plaza libre.

Los controles de accesos, seguridad para garajes comunitarios

La construcción de nuevos barrios, desde hace alguna década, está ligada a la promoción residencial de grandes urbanizaciones en las que el garaje y los trasteros son bienes imprescindibles. Al mismo tiempo, el incremento de número de vehículos por familia ha derivado a que cada vez sean más los que deciden alquilar plazas de garaje adicionales, y no siempre en su propia comunidad.

Esta circunstancia provoca que el paso a las comunidades no esté reservado únicamente a sus propietarios, generando falta de privacidad en las zonas comunes e inseguridad en algunos vecinos. Es normal encontrar que los inquilinos de plazas de garaje utilicen los ascensores, accedan a los portales y puedan moverse libremente, pero no tienen por qué ser así.

El control de accesos para garajes y trasteros de comunidades de vecinos es un sistema de seguridad que permite gestionar los permisos de acceso de vehículos y personas a través de un punto de paso. Este sistema permite controlar quién puede pasar, por dónde puede pasar y cuándo puede pasar, consiguiendo un mayor nivel de seguridad, ahorro y comodidad a la hora de manejar un menor número de llaves para cada acceso

Este sistema de accesos de seguridad permite una gran flexibilidad e innumerables combinaciones de permisos de acceso, garantizando que sólo los vecinos tengan paso a la finca.

Gracias al código cifrado, las tarjetas y mandos de acceso no pueden ser copiados y son personales, además su uso queda registrado y basta con un simple software para limitar su uso. En una urbanización común, como las que solemos encontrar en los barrios nuevos, además de en la puerta de entrada a garajes o trasteros, estas tarjetas pueden ser usadas también para limitar el uso de los ascensores. En el caso de los arrendatarios, es normal que deban usar el portal comunitario como punto de entrada al garaje pero, ¿por qué a de usar un ascensor que sube a todas las plantas? Para eso, también está el control de accesos.

Los delincuentes estudian minuciosamente las circunstancias que les rodean antes de cometer un robo, y los sistemas de control acceso han demostrado reducir los robos en torno a un 85%.

Mantener un adecuado nivel de seguridad es realmente complejo cuando se quiere respetar la movilidad de los inquilinos dentro del edificio. Con los sistemas de control de accesos para garajes, se consigue facilitar la circulación de los vecinos y/o usuarios habituales parciales (personal de mantenimiento) dentro del edificio y en accesos por parking, accesos peatonales, de portales, a trasteros y zonas comunes, o por ascensor, piscinas, etc.

Como vemos, los sistemas de control de accesos son de gran utilidad y nos ofrecen muchas ventajas. Si necesitas instalar este mecanismo, contacta con i – cerrajeros Madrid y te enviaremos un presupuesto detallado.

0/5 (0 Reviews)